Contaminación de los suelos -Exposición para Estudios ambientales

Contaminación de los suelos

Exposición para Estudios ambientales

  • Concepto
  • Causas
  • Consecuencias
  • Marco legal

Tratados

Contaminación de los suelos (lámina)

El suelo es una mezcla de material orgánico e inorgánico que cubre la superficie rocosa de la Tierra. Un suelo contaminado es aquel que presenta sustancias químicas, materiales tóxicos, patógenos o radiactivos y otros agentes que afectan la salud de diferentes ecosistemas. La contaminación del suelo es muy alarmante considerando que sus efectos se prolongan en el tiempo y que el saneamiento de un terreno es in proceso muy lento, que se refiere tanto a la capa superficial del suelo como al subsuelo y que afecta la producción agrícola y contamina las aguas subterráneas.

Causas

El hombre es el principal responsable de la contaminación del suelo, un proceso que se ha acelerado desde el siglo XIX, después de la revolución industrial y que se ha generalizado en el siglo XX con el utilizo de derivados del petróleo y productos químicos.

Los principales contaminantes del suelo son

hidrocarburos

metales pesados

pesticidas

La contaminación por hidrocarburos es provocada por derrames accidentales durante la explotación, extracción y transporte de hidrocarburos; es frecuente en estaciones de servicio y lugares de almacenamiento por las fugas de líquidos que se pueden presentar en los tanques.

Los metales pesados, entre los contaminantes ambientales, son sujetos a mayor investigación y preocupación debido a su movilidad y a las bajas concentraciones a la que comienzan a manifestar su toxicidad. Entre los contaminantes prioritarios se incluyen: antimonio, arsénico, berilio, cadmio, cobre, cromo, mercurio, níquel, plata, plomo, selenio, talio, zinc.

La contaminación con estos metales puede ser provocada por:

actividad minera;

actividad agrícola con uso excesivo de fertilizantes inorgánicos, pesticidas etc;

generación de energía eléctrica: la combustión del carbón deposita metales en el suelo  y donde se utilice petróleo puede haber deposiciones de plomo y níquel;

actividades industriales: las fábricas de hierro y acero dejan desechos de metales asociados; la fabricación de baterías deja residuos considerables de plomo; las industrias químicas, farmacéuticas y aquellas relacionadas con curtido de pieles emiten distintos tipos de contaminantes;

residuos domésticos: un 10% consiste en metales que , enterrados o incinerados terminan por contaminar el suelo (y aguas); el resto, en basureros no controlados, termina contaminando el ambiente en general.

Los pesticidas: son los productos químicos utilizados para el control de plagas en la agricultura, estos permiten una mayor producción: su empleo se ha ido incrementando debido a la resistencia de las plagas y a la necesidad siempre mayor de una producción que alcance óptimos niveles.

A estos contaminantes se le suman contaminaciones “naturales” como incendios forestales o erupciones volcánicas. En el caso de erupciones volcánicas el territorio es bastante limitado, pero en el caso de incendios, naturales o no, las áreas afectadas se multiplican en el mundo.

Consecuencias

Los efectos de la contaminación del suelo se repercuten en primer lugar en las especies vegetales, muchas de las cuales desaparecen. Un suelo contaminado no podrá ser cultivado porque los contaminantes son absorbidos por la vegetación, afectando aquellos que se alimentan de ella. Los contaminantes cambian la composición del suelo y de los microrganismos que allí viven, distorsionando el ecosistema completo.

Un suelo contaminado puede afectar la calidad del aire y  particularmente,  del agua presente en el terreno: los contaminantes pasan a las aguas que drenan el suelo y de allí a las aguas subterráneas y a los cauces fluviales.

En los suelos afectados por erupciones volcánicas, las cenizas y el lodo que llegan a dañar la capa vegetal y las cosechas presentes en el momento, a mediano plazo, producen un beneficio, porque aumentan la fertilidad del suelo.

En relación a los suelos afectados por incendios, en un primer momento la mineralización de la materia orgánica provoca una efímera fertilidad del suelo, luego se verifica la “desertificación”: la tierra queda casi estéril, ya que la actividad de bacterias y hongos en los procesos biológicos del suelo está comprometida; las lluvias, después, en ausencia de un manto vegetal, provocan las erosiones con la pérdida del suelo fértil.

En el pasado era una práctica común la “tala y quema” en el territorio, para obtener nuevos espacios agrícolas, pero, se sabe que esta práctica no da buenos resultados a largo plazo y por tal motivo se ha abandonado en los países que han modernizado sus costumbres agrícolas en mira de una mayor y mejor producción. En la actualidad se presenta este problema en las explotaciones mineras descontroladas del área amazónica que destrozan y contaminan suelo y ríos de la zona.

Conclusiones

El grado de contaminación del suelo es variable, dependiendo de factores como la naturaleza de ese suelo y la naturaleza de sus contaminantes que pueden ser más o menos degradables o con mayor o menor capacidad de impactar un ecosistema, pero, una vez, identificado el problema, hay que poner en marcha la recuperación que se puede llevar a cabo utilizando microrganismos capaces de limpiar el suelo o utilizando sistemas electromecánicos para extraer contaminantes.

La comunidad internacional ha tomado una serie de medidas contra la contaminación del suelo, para limitar el uso de sustancias y productos contaminantes considerando que se ha tomado conciencia de la importancia que tiene preservar nuestro medio ambiente: la recuperación del suelo es un proceso lento, por eso se necesita poner un mayor énfasis sobre la prevención, un control ciudadano activo en las áreas de mayor riesgo, porque está en juego la salud y la calidad de vida de todos los seres vivientes.

Marco legal

Ley forestal de suelos y de aguas: promulgada en 1966, en el primer mandato de Carlos Andrés Pérez. El reglamento fue publicado en 1977, muchos de sus artículos han sido derogados. Establece la conservación, el fomento y aprovechamiento de los recursos naturales (entre ellos, el suelo) y sus productos derivados.

Título VI. El aprovechamiento de toda clase de suelos debe ser practicado en tal que se mantenga su integridad física, y su capacidad productora con arreglo a las normas técnicas al efecto que determine el Reglamento de esta ley.

Ley de gestión integral de la basura (2010): establece las disposiciones regulatorias para la gestión integral de la basura, con el fin de reducir su generación y garantizar que su recolección, aprovechamiento y disposición final sea realizada en forma sanitaria y ambientalmente segura. Deroga la Ley de Residuos y Desechos Sólidos de fecha del 21 de octubre de 2004.

  • Disposiciones fundamentales
  • Manejo integral de residuos y desechos sólidos
  • Generación de residuos y desechos
  • Limpieza pública
  • Almacenamiento
  • Recolección, transporte y transferencia
  • Aprovechamiento y tratamiento de residuos sólidos
  • Importación y exportación de residuos sólidos
  • Disposición final de desechos sólidos
  • Clausura y post-clausura de rellenos sanitarios
  • Manejo especial de residuos y desechos voluminosos y tecnológicos
  • Régimen económico
  • Participación ciudadana
  • Control posterior ambiental y sanitario
  • Incentivos

Decreto 2216/92: establece las normas para el manejo de los desechos sólidos de origen doméstico, comercial, industrial o de cualquier otra naturaleza que no sean peligrosos, regulando las operaciones de manejo de dicho residuos con el fin de evitar riesgo a la salud y al ambiente.

  • Almacenamiento
  • Recolección
  • Limpieza urbana
  • Transferencia
  • Transporte
  • Tratamiento o procesamiento
  • Reciclaje, reutilización y aprovechamiento
  • Disposición final
  • Selección del sitio
  • Operaciones

 

Ley 51/01: sobre sustancias, materiales y desechos peligrosos, regula la generación, uso, recolección, transporte, almacenamiento, tratamiento y disposición final de las sustancias, materiales y desechos peligrosos, así como cualquier otra operación que los involucre, con el fin de proteger la salud y el ambiente

  • Uso y manejo de las sustancias y materiales peligrosos
  • Manejo de los desechos peligrosos
  • Desechos provenientes de los establecimientos de salud
  • Sustancias, materiales y desechos radioactivos
  • Plaguicidas
  • Control de las actividades que utilicen o generen sustancias, materiales y desechos peligrosos
  • Sanciones

Decreto 2635/98: establece las normas para el control de la recuperación de materiales peligrosos y el manejo de los desechos peligrosos que representan una fuente d riesgo a la salud y al ambiente.

  • Materiales peligrosos recuperables y desechos peligrosos, sus características y condiciones peligrosas
  • Materiales peligrosos recuperables
  • Recuperación
  • Almacenamiento y transporte
  • Control administrativo de los recuperadores
  • Comercio de materiales peligrosos recuperables
  • Disposiciones generales sobre el manejo de los desechos peligrosos
  • Manejo de los desechos peligrosos
  • Manejo de los desechos peligrosos de actividades de exploración y producción de petróleo y de exploración y explotación de minerales
  • Desechos peligrosos provenientes de establecimientos de salud
  • Incineración de desechos peligrosos
  • Rellenos de seguridad para desechos peligrosos
  • Control administrativo de los manejadores de desechos peligrosos
  • Régimen de adecuación para generadores de materiales peligrosos y desechos peligrosos

Resolución 40/03: sobre el transporte. Establece los requisitos para el registro y autorización de manejadores de sustancias, materiales y desechos peligrosos, que deben cumplir las personas naturales o jurídicas, públicas o privadas, para  la inscripción ante el Registro de actividades susceptibles de degradar el ambiente llevado por el Ministerio del Ambiente y de los Recursos Naturales, y para obtener la autorización de manejadores de sustancias, materiales y desechos peligrosos, de conformidad con los artículos 65 y 66  de la Ley sobre sustancias, materiales y desechos peligrosos.

Ley Penal del Ambiente:

Art. 63: Degradación de Suelos Aptos para la Producción de Alimentos. Multa de 5.000 a 8.000 UT.

Art. 99: Disposición Indebida de Residuos o Desechos Sólidos no Peligrosos: 1 a 3 años cárcel, o multa 300 a 1000 UT.

 Art. 100: Disposición Indebida de Residuos o Desechos Sólidos Peligrosos

Art. 101: Importación de Desechos Peligrosos

Art. 102: Manejo Indebido de Sustancias o Materiales Peligrosos

Ley Orgánica:

Art. 56: Asegurar el ciclo hidrológico pero mención Conservación de los suelos, para que este no se vea afectado. Gestión integral de suelo y subsuelo: conservación, prevención y control.

Art. 61 hasta Art.63: Mencionan la clasificación del suelo según características agroecológicas, aplicación de medidas sanas a nivel ambiental para mantenimiento, restauración de suelos afectados por actividades.

Art. 80: Considera como actividad que degrada el ambiente, a actividades que afecten el suelo.

Tratados

Convenio de Basilea (Suiza-1989): Entrado en vigor en 1992 como compromiso internacional de los países que lo ratificaron, ha establecido un régimen normativo global para la minimización de la generación de residuos, la gestión ambiental racional de los residuos peligrosos y el control de sus movimientos transfronterizos. El convenio de Basilea promueve:

  • Minimizar la generación de los desechos teniendo en cuenta los aspectos sociales, técnicos y económicos
  • Asegurar instalaciones adecuadas de eliminación, indiferentemente del lugar donde se efectúe
  • Velar por la participación de las personas en la gestión de los desechos y por la adopción de las medidas necesarias para impedir que esta gestión de lugar a contaminación.
  • Asegurar que el movimiento transfronterizo se reduzca al mínimo compatible con la gestión ambiental adecuada.

Convenio de Bamako (Mali 1991): Entró in vigor en 1998, se ampara en el convenio de Basilea y cubre algunos aspectos jurídicos referentes en particular a África y a las importaciones de residuos de países desarrollados, refuerza el control de residuos importados en África y entre países africanos, buscando evitar que los países desarrollados se aprovechen y conviertan este continente y otros países no desarrollados en los basureros de todos los desechos peligrosos del mundo.

Convenio de Estocolmo (Suecia 2001): Entró en vigor en 2004, tiene el fin de proteger el medio ambiente  de los Contaminantes Orgánicos Persistentes (substancias toxicas) fijando para ello medidas que permitan eliminar y cuando esto no sea posible, reducir las emisiones y las descargas de estos contaminantes.

Bibliografía

http://www.infoagro.com/abonos/contaminacion_suelos_metales_pesados.htm

http://www.madrimasd.org/blogs/universo/2008/09/17/101114

http://www.ehu.eus/sem/macla_pdf/macla10/Macla10_48.pdf

http://www.consumer.es/web/es/medio_ambiente/naturaleza/2009/08/27/187605.php

https://elblogverde.com/contaminacion-del-suelo/

https://www.ideegreen.it/inquinamento-suolo-25033.html

 

 

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.