Suelos y meteorización

 

El suelo es la capa externa de la corteza terrestre que está formada por:

la materia parental y

la materia viva

y a su formación contribuyen diferentes factores como:

el clima

el relieve

el tiempo

la meteorización.

La materia parental es todo lo que se descompone, altera y desintegra para dar origen al suelo con procesos que pueden ser de origen física, química o biológica.

Algunos suelos se desarrollan sobre la roca madre a través del lento proceso de desintegración de esta y otros se desarrollan sobre materiales sedimentarios acumulados por el viento, por los ríos, por los glaciares o por erupciones volcánicas.

La materia viva está representada por los organismos (animales y plantas) que viven en o sobre el suelo; su descomposición mezcla la materia orgánica con la inorgánica favoreciendo el enriquecimiento del suelo.

El clima, en particular el cambio de temperatura y la humedad, favorecen la desintegración de rocas y minerales.

El relieve es un factor condicionante porque en las vertientes de montaña la erosión provocada principalmente por la lluvia o los ríos es constante,dando lugar a suelos poco desarrollados y con baja fertilidad, que tienen que ser protegidos manteniendo la capa vegetal.

El tiempo es el factor fundamental porque todo proceso de formación de suelo requiere centenares y hasta millones de años, y las características de un suelo derivan de su edad.

La meteorización es el proceso de fragmentación de las rocas y la alteración de los minerales de las mismas, junto a la descomposición de la materia orgánica.

Puede ser de tipo físico,cuando las grandes rocas se fragmentan a lo largo del tiempo por cambios de temperatura que las agrietan o por erosión eólica o gracias a las raíces de las plantas entre otras cosas;

o de tipo químico cuando el agua (HO) o el oxígeno (O) o el dióxido de carbono (CO), por ejemplo, alteran la composición química de las rocas con procesos como

la disolución: el agua disuelve componentes como las sales minerales de las rocas y los transporta,

la hidratación: el vapor de agua se combina con los elementos de las rocas que aumentan así su volumen y cuando se evapora el volumen disminuye provocando grietas que con el tiempo fragmentaran las rocas,

la oxidación: el oxigeno atmosférico se disuelve en el agua y en contacto con los minerales metálicos de las rocas, los oxida, favoreciendo la separación de estos con sucesiva desintegración de la misma roca,

la hidrólisis: descomposición producida por el agua que a su vez se transforma y reacciona con algunos minerales (produce la mayoría de los suelos arcillosos) y

la carbonatación: el dióxido de carbono con el agua logra destruir la roca caliza;

y también de tipo biológico cuando los organismos en descomposición liberan ácidos, amoniacos y dióxido de carbono que potencian la acción erosiva del agua.

Meteorización

Meteorización

El suelo, su composición.

Los componentes primarios son

compuestos inorgánicos, no disueltos, producidos por la meteorización de las rocas;

materia orgánica viva o muerta;

nutrientes solubles utilizados por las plantas;

gases y agua requeridos por las plantas y organismos subterráneos.

La naturaleza física del suelo se determina por el tamaño de las partículas inorgánicas que lo conforman que pueden ser visibles como las de la arena y de la grava o de menor tamaño como las del arcilla. Las partículas más grandes son inactivas químicamente mientras que las del arcilla y del limo contribuyen al deposito de nutrientes. El tamaño y la naturaleza de estas partículas establecen la capacidad de almacenar agua y la aireación del suelo,esencial para el desarrollo vegetal.

La parte orgánica está formada por los restos en descomposición de animales y plantas, el humus que varía entre el 2-5% en las zonas húmedas. Los casos limites son las zonas áridas con menos del 0,5% y las zonas de pantanos turbosos con un 95%.

Los nutrientes solubles son las grandes cantidades de sustancias minerales en disolución gracias al agua, y son responsables del crecimiento de las plantas que los absorben por las raíces.

En cuanto a los gases que componen el suelo esos son principalmente

el oxígeno necesario para la vida vegetal y para el desarrollo de bacterias y otros organismos que descomponen la materia orgánica,

el nitrógeno (N) del suelo esencial para el crecimiento de las plantas ya que pocas utilizan el nitrógeno atmosférico y

el dióxido de carbono producto de la descomposición de materia orgánica.

Perfil y horizontes del suelo

Por perfil de un suelo se entiende como se ve una sección vertical del suelo. Come se puede observar en las excavaciones o en los aterrazamientos de las laderas de montaña el suelo se presenta en capas horizontales (los horizontes), estas capas conforman el perfil del suelo.

La formación del perfil del suelo es un lento proceso: la materia parental (rocas) empieza el proceso de meteorización gracias a las lluvias o los cambios de temperatura etc. así se descompone en partículas siempre de menor tamaño que enriquecen el perfil de minerales mientras que la capa vegetal y los animales producen la materia orgánica que se irá incorporando al perfil del suelo,sobre todo en el horizonte A que es el que está en contacto con la superficie. Con el trascurrir del tiempo las lluvias lavan del horizonte A (horizonte de lavado o eluvial) los elementos finos y solubles que van acumulándose en los horizontes inferiores, en el horizonte B (horizonte de acumulación o iluvial) que almacena los minerales y tiene un característico color rojizo debido a la acumulación de oxido de hierro y aluminio. El horizonte C está formado por la roca madre ya en proceso de desintegración.

En los suelos jóvenes (recién formados) los horizontes serán AC, solo los suelos más evolucionados presentan el perfil ABC.

Características de los suelos.

  • Color
  • Textura
  • Permeabilidad
  • Porosidad
  • Grado de acidez

 

El color es una de la características que resaltan en el perfil: una generalización indica que los suelos obscuros son más fértiles porque ricos de humus y materia orgánica, pero hay que considerar que, a veces el color negro deriva de los minerales de la roca madre o de una humedad excesiva y estos no indican fertilidad.

Los suelos rojos o castaño-rojizos contienen óxidos de hierro derivados de la meteorización de la roca madre y esto indica que el suelo está oxidado y presenta buena aireación y drenaje, si así no fuera presentarían una coloración gris o azulada.

Los suelos con manchas indican una alternancia de procesos de oxidación y de reducción,mientras que el color blanco indica, por lo general, la presencia de carbonatos.

La textura es dada del tamaño de las partículas del suelo que pueden ser visibles como

las de arena con diámetro entre 2 – 0,05 mm o

las de limo con diámetro entre 0,05 – 0,002 mm y

las de arcilla con diámetro inferior a 0,002 mm.

Dependiendo de la proporción de estas partículas se clasifican diferentes grupos de textura con un triángulo textural que comprende grupos como:

arcilloso; arcillo-areno; arcillo-limoso; franco-arcillo-arenoso; franco-arcillo-limoso; franco-arenoso; franco; franco-limoso; areno-francoso; limoso;arenoso;

se indica con el término “franco” un suelo con optimas características derivadas de las proporción de su composición (arena-arcilla-limo).

Texturas del suelo

Texturas del suelo

La permeabilidad y la porosidad están ligadas a la textura; por permeabilidad se entiende la capacidad de dejar pasar agua a través de los espacios que hay entre las partículas y la medida de estos espacios dan la porosidad. A mayor porosidad corresponde mayor permeabilidad entonces en suelos arenosos donde la porosidad es alta también la permeabilidad es alta, el agua se almacena con dificultad, se pierden los nutrientes, estos suelos”ligeros”no son muy fértiles. Su opuesto son los suelos arcillosos, considerados “pesados” por la dificultad que presentan para ser labrados y su alta viscosidad que no permite un buen desarrollo de los cultivos.

El grado de acidez o alcalinidad es dado midiendo el pH del suelo, para clasificar los suelos en ácidos (pH < 3,5 o entre 3,5 y 6,5 ), neutros (pH entre 6,6 y 7,3) o alcalinos (pH entre 7,4 y 9 o > 9); en las regiones áridas o semi-áridas predominan los suelos alcalinos.

 

El suelo como recurso

El suelo es uno de los recursos principales de un país porque la supervivencia depende de él y los principales problemas son debidos

a la contaminación que afecta el suelo así como el aire y el agua;

a la urbanización que se ha permitido en terrenos con alta potencialidad agrícola;

a la deforestación que expone el suelo a la erosión hídrica y eólica y

a la salinización que consiste en acumulación de sales sobre todo en áreas de alta evaporación y baja precipitación, áreas bien conocidas como las desérticas donde se imposibilitan los cultivos, pero este riesgo se está presentando también en áreas cultivadas debido a riegos mal dirigidos.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Suelos y meteorización

  1. Oscar Torres dijo:

    como se relaciona la meteorizacion con la erosion de los suelos?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s