Literatura contemporánea

Literatura contemporánea Temas Géneros Características

Son diferentes las interpretaciones de lo que se entiende por contemporáneo, algunos autores entienden con esto, toda la literatura del siglo XX, pero parece definitivamente un lapso de tiempo, muy extenso. Nuestras experiencias y formas de pensar son muy diferentes a las del empiezo del “900,” el contexto histórico ha mutado demasiadas veces desde entonces.

Una definición más acertada de literatura contemporánea considera su empiezo a partir de la publicación del libro de cuentos “Ficciones” (1944) del escritor argentino Jorge Luis Borges (1899-1986) que crea una literatura de la literatura, un mundo aparte donde no cabe lo real destacando el carácter ficticio de la literatura.

Panorama histórico-cultural

Al finalizar la Segunda Guerra Mundial, el mundo se dividió en dos bloques políticos poderosos, uno encabezados por Estados Unidos y sus aliados y el otro encabezado por la Unión Soviética y sus países satélites, esta situación se prolongó por más de 40 años, terminando en 1989 con la caída del Muro de Berlín que signa el final de la época del bloque comunista. Lo que se conoce como “guerra fría”, fue una guerra de poder y control sobre el resto del mundo, donde jugaron un rol importante los científicos:

  • las nuevas tecnologías permitieron al hombre conocer más el universo (la carrera para la conquista del espacio caracterizó dos décadas de nuestra historia contemporánea);
  • las supuestas necesidades de defensa llevaron a construir armas siempre más letales y muy seguido hay debates sobre las bombas atómicas que serían en mano de países nada confiables como la Corea del Norte (la pesadilla de la guerra nuclear sigue);
  • los avances en campo médico no tienen comparación: trasplantes, clonación, fecundación en vitro etc. pero al mismo tiempo hubo que enfrentar los grandes retos de las nuevas enfermedades como el sida, la peste aviar o la enfermedad de las vacas locas;
  • los avances tecnológicos nos regalaron computadores e Internet para todos, hecho que ha cambiado nuestra vida en los últimos 20 años: la globalización es la característica fundamental de la sociedad actual.

A nivel cultural la época se caracteriza por la tensiones entre los conceptos de Modernidad y Posmodernidad: la primera presenta una actitud de abertura hacia lo nuevo, emancipándose de las tradiciones, confiando en las nuevas utopías como son la tecnológica (el progreso mejorará las condiciones de la vida humana), la social ( el capitalismo o el socialismo), y la científica. Con la Posmodernidad se plantea la crisis de las anteriores utopías con el fin del dualismo capitalismo-socialismo, sin creer ya que los científicos resolverán todos nuestros problemas y con el conocimiento de que las nuevas tecnologías han creado también graves problemas como la contaminación (los problemas en la capa de ozono, el calentamiento global, el deshielo de los polos), el acentuarse de las diferencias sociales (esto también a nivel de enteras naciones, sumergidas en la miseria y en el atraso) y el aislamiento del ser humano.

Nace entonces la cultura de masas, fenómeno relevante de la época actual.

Panorama literario

Consideradas las diferentes tendencias actuales se puede decir que el eclecticismo es el estilo que predomina en el sentido de que se escoge entre diferentes ideas, puntos de vista etc. para mezclarlas y así crear un estilo personal que define el escritor como un ser único, difícil de etiquetar en alguna corriente literaria.

Un aspecto que hay que resaltar es que el empeño político y social de muchos de los autores de esta época tan controvertida ha tenido como consecuencia la persecución política de los mismos. Entre los casos más famosos se encuentran: Borís Pasternak (1890-1960), poeta y novelista ruso, premio Nobel de Literatura en 1958, perseguido por las autoridades rusas hasta su muerte y Salman Rushdie, escritor británico que con la publicación de “Los versos satánicos” (1988) provocó las iras del mundo religioso musulmán, al punto que el difunto líder iraní, el ayatolá Jomeiní, lanzó un edicto que permitía a cualquier musulmán ajusticiarlo, obligando al escritor a vivir escondido por algunos años.

Temas contemporáneos

La soledad del ser humano, los conflictos con su entorno, la incapacidad de resolverlos, la angustia existencial del individuo post-moderno que ya no cree en los sueños o mejor dicho en las utopías modernistas de las cuales ha vivido el fracaso, son los temas principales especialmente en el teatro y la novela. En la lírica, sin abandonar los sempiternos amor, muerte, naturaleza, los temas se renuevan: ya no hay temor de que un tema, de por si, pueda ser anti poético. El contenido socio-político es relevante, el poeta vive en un mundo imperfecto de injusticia, miseria, subdesarrollo etc. y compone versos sobre estas realidades cotidianas.

Literatura contemporánea

Literatura contemporánea

Géneros y sus características

La característica principal en el teatro contemporáneo es el eclecticismo, quier decir una mezcla de tendencias diferentes que tienen pero un rasgo común, el rechazo al realismo: el público no tiene que identificarse con los personajes, tiene que reflexionar sobre los conflictos puestos en escena. Se aleja definitivamente de lo popular o de lo burgués, su público está conformado por minorías elitistas que se refieren a círculos intelectuales. Se rompe con la lógica espacial con escenarios sugeridos o simplemente oníricos y con la lógica temporal porque presente, pasado y futuro se mezclan sin aviso, es un tipo de teatro que rompe con lo convencional, para buscar renovarse.

Las tendencias más importantes son

  • Teatro épico
  • Teatro de la crueldad
  • Teatro del absurdo
  • Teatro existencialista

El teatro épico es una definición de Bertolt Brecht , (1898-1956) dramaturgo y poeta alemán, creador del “teatro épico” donde el espectador ya es el destinatario activo, consciente de la ficción teatral, distanciado de los personajes, con los cuales no tiene que identificarse como en el teatro convencional, lo que permite ejercer un juicio critico sobre la obra y así reflexionar. Entre sus obras más aclamadas están: “La ópera de los tres centavos”, “Madre Coraje y sus hijos”, “El alma buena de Szechwan”.

Teatro de la crueldad : Su teórico es el escritor francés Antonin Artaud (1896-1948). Se busca liberar el inconsciente del espectador a través de chocantes imágenes físicas, se recurre a la violencia verbal y física con el fin de dejar una huella en el público. Los textos pierden de importancia, se utilizan más los gestos, entonaciones, movimientos.

Teatro del absurdo : Eugene Ionesco (1912-1994), dramaturgo francés de origen rumana, uno de los máximos exponentes del “teatro del absurdo” que se caracteriza por el dialogo sin sentido, repetitivo y a ritmo serrado, capaz de suscitar risas en el espectador a pesar del drama que están viviendo los personajes. Entre sus obras destacan “La cantante calva” (1950) y “El rinoceronte” (1959).

Samuel Beckett (1906-1989) el dramaturgo y poeta irlandés, autor de una de las piezas clave del teatro del absurdo, “Esperando a Godot” drama que revela que la vida humana no tiene sentido y finalidad y donde los protagonistas consumen sus días en la inútil espera de alguien que nunca llegará.

Teatro existencialista : Otra tendencia que tuvo su mayor fortuna entre las décadas de los 50 y 60 donde destacan los franceses Jean-Paul Sarte y Albert Camus. Esto es un genero fuertemente comprometido con lo político y lo social, centrado en el individuo y su trágica condición existencial.

Una tendencia más reciente es el teatro total : ya el texto pierde definitivamente su importancia, entran en las escenas otras formas de espectáculo como la música, el baile y las artes visuales, es un teatro experimental que busca involucrar más el púbico y estimular su participación en espectáculos que se pueden escenificar en la calle, generalmente al aire libre sin el condicionamiento y las divisiones que tiene el teatro como edificación arquitectónica.

En el genero de la novela las características más sobresalientes son:

el protagonista ya no es un héroe, se cuentan historias de gente común, lo que interesa es el perfil psicológico del personaje, sus conflictos interiores, emociones y sentimientos;

la narración no es linear, se interrumpe para recordar o adelantar, con gran uso del flash back como por ejemplo en “Cien años de soledad” de García Márquez que empieza con un recuerdo de infancia del coronel Aureliano Buendía frente al pelotón de fusilamiento, hecho que será explicado mucho después;

el narrador ya no es omnisciente, se cuenta la historia desde diferentes puntos di vista.

Este es genero de mayor difusión en la actualidad, su tipología es muy variada va de los géneros clásicos como romántico, de aventura, histórico, hasta llegar al detectivesco, al gótico o de terror. De mayor éxito en la actualidad, el tipo ciencia ficción y la novela fantástica, dedicada sobre todo a un publico juvenil que aprecia las transposiciones cinematográficas de sus lecturas favoritas. El ejemplo es J.J.R Tolkien el escritor de nacionalidad británica, con su trilogía “El señor de los anillos” (1954-1955): al finalizar de los años 70, ya después de su muerte, se preparan versiones animadas de algunos de sus cuentos, en Estados Unidos y también en la Unión Soviética, de allí el siempre mayor interés internacional por su obra, hasta llegar a las grandes películas de este siglo, última de las cuales es “El hobbit, un viaje inesperado” (2012).

En el ámbito de la novela contemporánea en castellano, hay que destacar el éxito de lo que se define el “realismo mágico”, una tipología que ha conseguido su terreno natural en América latina, caracterizada, entre otras cosas, por presentar elementos fantásticos, como hechos cotidianos la representación de mitos y leyendas locales el concepto del tiempo no ya lineal, si no circular

Autores fundamentales latinoamericanos y “premio Nobel de literatura”:

Miguel Ángel Asturias (1899-1979) escritor guatemalteco autor de “Señor presidente” libro sobre unos de los tantos dictadores latinoamericanos; y “Hombres de maíz” donde relata el choque cultural entre indígenas, todavía apegados a mitos y leyendas de la época maya y el mundo criollo donde ciertos valores y tradiciones no tienen sentido. Gran estudioso del pueblo Maya-Quiché, había colaborado en la traducción al castellano de una versión francesa del “Popol Vuh” uno de los libros sagrados de la América Pre-hispánica y su interés por la cultura indígena de su país ya se había reflejado en su primer libro, “Leyendas de Guatemala” (1930).

Gabriel García Márquez (Aracataca,Colombia 1926), periodista y escritor. Su labor periodística, especialmente en la juventud, deja impactantes relatos romancescos como “Relato de un náufrago”, “Crónica de una muerte anunciada” y el conmovedor “Noticia de un secuestro” sobre la situación de Colombia en los años 90, cuando el narcotráfico reinaba impunemente en el país. Entre sus numerosas novelas, el relato de los últimos días de Simón Bolívar “El General en su laberinto” para conmemorar el bicentenario del nacimiento del Libertador y su obra maestra “Cien años de soledad” que es la obra más representativa en el el ámbito del realismo mágico.

Mario Vargas Llosa (Arequipa, Perú 1936) escritor con una vasta producción de novelas y ensayos, colaboración con diferentes periódicos, y como los precedentes, fuertemente comprometido con la política, lo que parece un rasgo común en muchos autores latinoamericanos. En 1990 participó en la contienda por la presidencia de la república que fue ganada por Fujimori. Entre sus novelas: “Conversación en la catedral” (1969) crónica de una época de la historia peruana,los años 50, que revive en las conversaciones de los protagonistas, con su carga de corrupción e inmoralidad; “La guerra del fin del mundo” (1981) la versión literal de un hecho real, la lucha de unos pobres desposeídos que buscan otra forma de vida, lejos de los maltratos de los terratenientes brasileños de final del siglo XIX; “La fiesta del chivo” (2000) novela sobre la dictadura y asesinato de Trujillo en República Dominicana, un relato que mezcla el pasado con el presente, con la visión de los diferentes protagonistas sobre el acontecido.

La lírica contemporánea se caracteriza por apoyarse en elementos irracionales, como son el elemento sensorial y el afectivo que suscita la palabra con la cual nos comunicamos, de consecuencia el poema que se elabora es muy personal y no de fácil lectura, hasta que no se logra comprender las sensaciones y sentimientos que el objeto despierta en el poeta. Otro rasgo es la revolución de la formas, sintaxis y puntuación son dejados a un lado en el afán de resultar novedosos, se compone en versos libres, sin ataduras de medidas, acentos, ritmo y rima, sin obedecer a las normas establecidas, componiendo unidades de expresión rítmica más que estrofas. Especialmente en los últimos 20 años, con la difusión de Internet, los poetas han conseguidos otra tribuna donde expresarse y hacerse conocer, más fácilmente que en las épocas anteriores pero hay que considerar que todo lo contemporáneo es de difícil clasificación: el juicio critico y la aceptación se miden sólo con el tiempo.

Como ejemplo de lírica contemporánea en castellano, las diferentes obras del poeta chileno Pablo Neruda (1904-1973) a quien fue otorgado el premio Nobel de Literatura en 1971; su producción es gigantesca, pasando por diferentes etapas, como la romántica de “Veinte poemas de amor y una canción desesperada” (1924) o la de su interés histórico para su tierra y América, como en “Canto general” (1950) o de corte político como “Tercera residencia” (1947), o como en “Odas elementales” (1954) celebrando los objetos y los aspectos más humildes de la cotidianidad (un edificio,el pan, un libro), o la naturaleza (aire, fuego, mar, primavera) o abstracciones (alegría, tranquilidad, amor) etc.. Esta obra nace de una propuesta hecha por Miguel Otero Silva, director del periódico “El Nacional” (Caracas) para una colaboración semanal de poesía, esto es solo un ejemplo de las conexiones de Neruda con los círculos intelectuales internacionales. A lo largo de su vida, entre la carrera diplomática y exilio, estuvo en contacto con Federico García Lorca, con Pablo Picasso, con el poeta mexicano Octavio Paz (premio Nobel de literatura en 1990), y los artistas mexicanos Diego Rivera y David Alfaro Siqueiros que ilustraron el “Canto general” publicado en México, porque su edición fue prohibida en Chile, y naturalmente su conexiones con el Partido Comunista internacional.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Literatura contemporánea

  1. JANNETH SERRUDO PADILLA dijo:

    deberian hablar de la ciencia tecnologia y la sociedad de esa epoca

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s