El Renacimiento

Características del Renacimiento

Panorama histórico cultural

Panorama literario

Géneros y temas de la literatura renacentista española

Arte renacentista

El Renacimiento es un movimiento cultural que nació en Italia alrededor del siglo XIV y se desarrolló en los dos siglos siguientes en Europa occidental. Es el periodo con el cual empieza la Era Moderna, dejando atrás la Edad Media europea.

Características del Renacimiento

  • Humanismo : el hombre es el centro de interés, a diferencia de la larga época medieval que tuvo a Dios como centro de cualquier actividad humana e intelectual. El hombre del Renacimiento considera que es él el artífice de su destino y que es él el centro del mundo con sus problemas, sentimientos y aspiraciones y eso se refleja en el arte en general, donde se dejan a un lado los temas exclusivamente religiosos de los siglos precedentes.

  • Surge un nuevo ideal de hombre, el cortesano: perfecto caballero, hábil guerrero pero también poeta, capaz de grandes hazañas inspiradas por el amor.

  • Admiración y estudio del antiguo mundo clásico, grecorromano : el estudio del griego y del latín ya no es prerrogativa del clero y ya no se leen exclusivamente textos religiosos; se estudian Aristóteles, Platón, Ovidio, pero evitando la imitación pasiva y la falsa asimilación del arte antiguo.

  • Un general desprecio por las formas medievales, especialmente las “góticas”, consideradas barbaras.

  • Hay una nueva relación con la naturaleza y se abren nuevos campos de estudio o mejor dicho se regresa al estudio de la naturaleza, ya que progresivamente irán cayéndose las prohibiciones de carácter religioso sobre este tema: nace la ciencia moderna.

Panorama histórico-cultural

El Renacimiento nació y creció en Florencia (siglo XV), en la corte de los Médici, ricos burgueses florentinos que se adueñaran progresivamente del mando de la ciudad. Cuando las ciudades europeas empiezan de nuevo a florecer, después de los siglos de las invasiones barbaras, y de las luchas entre el emperador y el Papa por el dominio del territorio europeo, surge una nueva clase social, la burguesía adinerada de los mercaderes y artesanos, que particularmente en Italia, tomará el poder porque, a diferencia de gran parte de la Europa, no se ha formado todavía un estado nacional centralizado en la figura de un rey.

Las familias más poderosas, con el tiempo serán los gobernantes de diferentes ciudades-estado, como Florencia con los Médici, Milán con los Sforza, Mantua con los Gonzaga, etc. y apoyaran las artes y las ciencias como nuevos Mecenas (famoso protector de artistas de la época de la antigua Roma) : Lorenzo de Médici es el más representativo de estos nuevos “hombres” , es gobernante, diplomático, banquero, filosofo y poeta.

Vasari: Lorenzo de Médici

Vasari: Lorenzo de Médici

En el siglo XVI es Roma el centro de la actividad renacentista; los papas de la época no se diferencian de los ricos gobernantes del resto de Italia, ya que ellos mismos descienden, en su mayoría, de ricas familias burguesas, patrocinan las artes porque es una cuestión de prestigio para ellos como el resto de los gobernantes europeos: esa es la mentalidad del hombre renacentista.

El panorama cultural es muy vivaz, ya hay mucha comunicación entre las diferentes cortes europeas, las ideas, las modas se difunden rápidamente, ya estamos lejos de la época medieval, cuando viajar a través de la Europa era peligroso: la época renacentista es la época de los grandes viajes como el descubrimiento de América (1492), de la invención de la imprenta por parte de Gutemberg que permitió un más fácil acceso a los libros hasta entonces muy raros y costosos y de las grandes disputas religiosas con el alemán Lutero y el francés Calvino que llevarán a la Reforma Protestante y el consecuente cisma de la iglesia católica, en el siglo XVI.

Panorama literario

La lectura y difusión de libros que por siglos no habían circulado en Italia y en resto de la Europa es esencial para el desarrollo literario renacentista: ya se pueden acercar a textos griegos pocos conocidos, esto gracias también al finalizar de la época bizantina y de la caída de su Imperio en 1453.

Con la caída de Constantinopla en manos turcas, llegan en las cortes italianas muchos “intelectuales” orientales, prófugos y esto permite nuevas relaciones culturales, después de los siglos de distanciamiento entre las dos iglesias.

En Italia la obra más representativa de la época es “El Príncipe” (1513) de Maquiavelo, tratado sobre la doctrina política, un manual donde el autor elabora las estrategias necesarias para llegar a ser un buen gobernante y sobre todo, considerada la situación política italiana, lograr la unificación de Italia, bajo el mando del príncipe ideal.

Otras obras peculiares son los poemas épicos caballerescos como “Orlando furioso” (publicado en 1532) de Ariosto y “Jerusalén liberada” de Tasso (publicación autorizada en 1581).

En España el Renacimiento tuvo características muy especiales, en primer lugar porque su aparición fue tardía por el gran apego a los valores tradicionales medievales y por no romper con los ideales cristianos y consta de dos etapas.

En la primera, que corresponde al reinado de Carlos V (1500-1558), España se abre a la influencia europea y en particular a aquella italiana, renovando formas y temas, se difunden también las ideas del filosofo humanista Erasmo de Rotterdam; en esta etapa se destacan:

  • Juan Boscán (1493-1542) que, introdujo la métrica italiana en el panorama literario español. Con su poema “Hero y Leandro” los temas de la mitología clásica entran por primera vez en la literatura española; en su “Epístola a Mendoza” propone la epístola moral, estilo Horacio. Fue el traductor de “Il libro del cortegiano” (El cortesano) del italiano Baltasar Castiglione , donde se traza el perfil del perfecto caballero de la época. Fue gran amigo de Garcilaso de la Vega.

  • Garcilaso de la Vega (1501-1536) el poeta-guerrero considerado el “príncipe de los líricos castellanos”, hecho notable si se considera que en su breve y ajetreada vida dejo solo 3 églogas, 2 elegías, 5 canciones, una epístola y 38 sonetos.

La segunda etapa corresponde al reinado de Felipe II (1527-1598),

Felipe II

Retrato de Felipe II

ya España se cierra a los contactos culturales extranjeros, es la época de la Contrarreforma, la cultura adquiere un marcado signo católico y nacional, y florece la literatura religiosa. Los autores más destacados son:

  • Fray Luis de León (1527-1591) religioso, humanista y poeta con sus diferentes “Odas” como “Vida retirada” donde exalta la soledad y el retiro, inspirado en el “Beatus ille” de Horacio, como camino para sus experiencias místicas, o “La perfecta casada” reflexión sobre las virtudes esenciales para la mujer cristiana y su trabajo de traducción como en el “Cantar de los Cantares” y otros textos bíblicos, con el fin de acercarse más al verdadero sentido de las sagradas escrituras, ya que, según su opinión de estudioso de griego y hebraico, las traducciones latinas que circulaban entonces, no respetaban los textos originales en hebreo;

  • San Juan de la Cruz (1542-1591) religioso y poeta místico, con su “Cántico espiritual”donde describe el camino que recorre el alma, desde que empieza a servir a Dios, hasta alcanzar la perfección en el matrimonio espiritual con Dios;

  • Santa Teresa de Jesús (1515-1582) la religiosa fundadora del orden de las Carmelitas descalzas, autora de “Camino de perfección” libro de consejos para las monjas de su orden y “Las Moradas del Castillo Interior” obra cumbre del misticismo español del Siglo de Oro, entre otros.

Géneros y temas de la literatura renacentista española.

Géneros :

En el Renacimiento español se destaca la lírica, renovada con las tendencias italianas, se adopta el endecasílabo (verso de once sílabas) y las nuevas formas métricas como el soneto (14 versos endecasílabos), la lira ( tipo de estrofa de 5 versos, 3 heptasílabos y 2 endecasílabos) y la octava real (estrofa de 8 versos endecasílabos con rima consonante).

Se recurre también a géneros tomados de la tradición clásica como la oda (composiciones que eran destinadas, generalmente, a ser cantadas con el acompañamiento de un instrumento), la canción (poema de cierta extensión parecido a la oda), la epístola ( en el Renacimiento se trasformaron en ensayos con valores didácticos y morales) y la égloga (exposición de sentimientos amorosos y exaltación de la naturaleza por parte de pastores).

La literatura religiosa, tanto en versos como en prosa. Los temas religiosos surgen con más fuerza con la Contrarreforma, que los reyes e iglesia española apoyan incondicionalmente. Está subdividida en ascética y en mística. Con la primera se busca instruir e incitar al cumplimiento de las obligaciones cristianas mientras que la segunda expresa los prodigios que algunos experimentan cuando el alma logra ponerse en contacto directo con Dios, después de un largo camino de plegarias y contemplación.

La novela renacentista: hay la prosa histórica de la conquista de América, la novela de aventura, la de caballería, la pastoril y, sobre todo, la novela picaresca donde destaca el “Lazarillo de Tomes

Temas:

el amor, estilo Petrarca, sirve para expresar los sentimientos más personales del poeta, se habla de un amor platónico, no correspondido o de la ausencia de la amada y del amor místico, especialmente en el siglo XVI .

La naturaleza, siempre idealizada, el “locus amoenus” lugares perfectos e idílicos, el lugar de la eterna primavera, estilo bucólico, Virgilio, o el “Beatus ille” del poeta romano Horacio, elogio de la vida sencilla y solitaria como en el poema “La vida retirada” de Fray Luis de León.

la mitología, los mitos de la antigüedad son utilizados en clave alegórica y simbólica, especialmente para celebrar los grandes señores de la época como en la obra “Stanze” (Estancias) de Poliziano.

El “Carpe diem” locución de Horacio, que es una reflexión sobre la fugacidad del tiempo e invito a gozar la vida, como en la “Canzone di Bacco” de Lorenzo de Médici.

Arte renacentistaGod2-Sistine_Chapel

En primer lugar hay que señalar que es en el Renacimiento cuando la posición del artista en la sociedad, cambia radicalmente, hasta ese entonces era considerado solo como un artesano, en su bodega, complaciendo los gustos de quien le encargaba las obras: ahora su obra asume otros significados, es la expresión de su alma, de sus sentimientos y es fruto de estudios profundizados.

Pintura

En la pintura hay una relación dinámica entre el hombre y el paisaje que se apoya sobre bases racionales y científicas como son los estudios sobre la perspectiva y la anatomía. Uno de los más grandes artistas o mejor dicho hombres renacentistas fue Leonardo da Vinci : su espíritu científico lo llevó a profundizar los estudios de anatomía y a experimentar con otros materiales y técnicas de pintura, hecho que no siempre lo favoreció como en el caso de la pintura mural “La última Cena” en el convento de “Santa Maria delle Grazie”, en Milán,

La última cena, Leonardo da Vinci

La última cena, Leonardo da Vinci

que es considerada una de las mejores pinturas de la época, pero que ha tenido que ser restaurada repetidamente en el transcurso de los siglos.

La pintura renacentista tendrá temas pero no modelos antiguos, en la época no se conocían muchas pinturas griegas o romanas. Los temas entonces serán mitológicos, religiosos y surgirá con mucha fuerza el retrato, prácticamente ausente en la pintura medioeval,y desde entonces será costumbre para todos los ricos y poderosos ser retratados por los artistas más famosos.

Pintores italianos de la época: Beato Angelico,

La Anunciación, Fra Angelico

La Anunciación, Fra Angelico

Sandro Botticelli,

Botticelli: La primavera

Botticelli: La primavera

Piero della Francesca,

Piero della Francesca: Retrato de los duques de Urbino

Piero della Francesca: Retrato de los duques de Urbino

  Domenico Ghirlandaio,

Ghirlandaio: Adoración de los Magos

Ghirlandaio: Adoración de los Magos

Leonardo da Vinci, Miguel Ángel, Rafael,

Sposalizio dlla Vergine, Raffaello Sanzio

Sposalizio dlla Vergine, Raffaello Sanzio

Tintoretto,

Tintoretto: El lavatorio. Museo del Prado

Tintoretto: El lavatorio. Museo del Prado

Tiziano

Tiziano Vecelio:Carlos V a caballo en Mühlberg (1548) (Museo del Prado).

Tiziano Vecellio:
Carlos V a caballo en Mühlberg (1548) (Museo del Prado).

entre otros.

La escuela italiana tuvo influencia sobre las escuelas flamenca, holandesa, alemana y francesa de la época, y, especialmente en Francia, los artistas italianos trabajaron en la corte como por ejemplo Leonardo, protegido por Francisco I.

En España el estilo gótico de la escuela flamenca perdura por más tiempo, poco a poco se tomaran como modelos Leonardo, Rafael, Miguel Ángel y el manierismo, la última etapa del Renacimiento italiano donde destaca un pintor extranjero, El Greco,

El Greco: detalle de la Asunción (Toledo)

El Greco: detalle de la Asunción (Toledo)

hoy considerado entre los mejores artistas a nivel mundial.

Escultura

Se independiza de la arquitectura, ya no es un elemento decorativo de ella. A diferencia de la pintura, tiene a disposición un vasto repertorio de modelos clásicos y los estudios sobre la anatomía, aportan dinamismo a las composiciones. Típicas de la época son las tumbas con estatuas, los bajorrelieves, las fontanas para las plazas y jardines privados (está naciendo el jardín a la italiana), las estatuas ecuestres. Se regresa a la fundición del bronce para la grandes estatuas y en el uso de la cerámica donde destacan Luca Della Robbia y su familia

Andrea Della Robbia: Tondo

Andrea Della Robbia: Tondo

. Donatello es el escultor símbolo del “Quattrocento” italiano,

David de Donatello

David de Donatello

mientras Miguel Ángel, lo será en el “Cinquecento”.

La Piedad, Miguel Ángel

La Piedad, Miguel Ángel

Por su parte la escultura española se limita a temas religiosos habrá escultura monumental en el ámbito de la corte, pero su característica relevante es el gusto para la madera policromada, utilizada en estatuas y retablos que tendrá su auge en el Barroco.

Arquitectura

Las obras emblemáticas del Renacimiento son dos cúpulas , la de la catedral de Florencia, obra de Brunelleschi

Brunelleschi: Sección de la cúpola de la catedral de Florencia

Brunelleschi: Sección de la cúpola de la catedral de Florencia

y la de San Pedro en Roma, de Miguel Ángel.412px-StPetersDomePD

Brunelleschi fue encargado de construir la cúpula de la catedral de Florencia cuyos trabajos habían empezado en el siglo XIII. Era un problema técnico de difícil solución que el resolvió con sus estudios sobre la cúpula del Panteón en Roma, para elaborar esta obra significativa e innovadora, que inspiró a Miguel Ángel, un siglo después cuando construyó la cúpula de la basílica de San Pedro.

En la cultura renacentista es esencial el regreso a la arquitectura civil. El palacio o la villa, en la ciudad o en el campo, son los símbolos de poder de la clase dirigente, son edificios con una estética nueva en la fachada, ya que no hay modelos a seguir, pero la disposición es antigua: todo el edificio esta estructurado alrededor de un patio central, el antiguo impluvium romano. De interés son también los estudios urbanísticos, se busca la ciudad ideal al menos en la teoría, pero si hay trabajos de remodelación de los espacios según la estética renacentista, fortificaciones, nuevos acueductos y canales, calles empedradas.

La primera etapa del Renacimiento arquitectónico en España es el Plateresco, pero es un estilo decorativo más que arquitectónico. En la segunda etapa, el Purismo, ya se elabora un verdadero estilo arquitectónico mientras que se publica un tratado de arquitectura renacentista (Diego Sagredo – 1526) y este será el primero en ser publicado fuera de Italia.

Las dos etapas son contemporáneas, y la producción es relevante ya que estamos en la época opulenta que sigue al descubrimiento de América: tenemos el palacio de Santa Cruz en Valladolid, la Casa de las Conchas y el palacio de Monterrey en Salamanca, la iglesia de San Jerónimo en Granada entre otros y ,sobre todo, el palacio di Carlos V en la Alhambra de Granada.

Palacio de Carlos V en Granada

Palacio de Carlos V en Granada

La tercera etapa corresponde al estilo Herreriano (del nombre de arquitecto Juan de Herrera) depurado de las decoraciones platerescas, un estilo clásico, rigurosamente geométrico y privo de ornamentos donde destaca el monasterio de San Lorenzo del Escorial.

El Escorial

El Escorial

El urbanismo español renacentista por su parte, tuvo manera de expresarse en la fundación de la ciudades del nuevo continente, donde se aprovechan los conceptos del arquitecto y sobre todo teórico italiano León Battista Alberti, expuestos en la “De re aedificatoria” de 1453.

Santa Maria Novella, Florencia. Fachada de Leon Batista Alberti

Santa Maria Novella, Florencia. Fachada de Leon Batista Alberti

Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s