El Romancero del Cid

Contexto histórico -literario, origen y evolución de los romances.

Los cantares de gestas como “Mío Cid”, “Los 7 infantes de Lara”, “Bernardo del Carpio” y otros pertenecientes a la épica española fueron perdiendo interés hacia el final del la Edad Media visto que la sociedad aristocrática y guerrera medioeval evolucionaba hacia formas de “vida más pacifica” y hacia una cultura de tipo cortesano.

Los últimos cantares son del siglo XIV: los que habían representado la expresión colectiva más autentica de la tradición nacional española son sustituidos por el “romance”.

Los romances provienen de los cantares de gesta. El publico de los juglar ya no se interesaba a los largos cantares de gesta, pedían sólo algunas de sus partes más emotivas y dramáticas y los juglares fueron elaborando estos fragmentos, en un primer tiempo de contenido épico-heroico, sin embargo estos cantos se fueron cargando de nuevo elementos sentimentales, emotivos o dramáticos, alejándose de las fuentes originales con las reelaboraciones hechas para complacer los gustos del publico de los juglares.

Los primeros romances, como los cantares de gesta, constaban de dieciséis sílabas y tenían rima asonante y uniforme, pero, como los juglares hacían una pausa entre la octava y novena sílaba, cada parte se transformó en un verso octosílabo . El largo verso de la gesta cambió en dos breves de ocho sílabas, dando origen a la forma métrica regular del romance: versos octosílabos con rima asonante en los pares, quedando sueltos los impares, aptos para ser cantados al son de un instrumento.

El romance apareció en la segunda mitad del siglo XIV y alcanza su mayor auge a final del siglo XV, y todo el XVI y XVII,cuando pasa de la tradición oral a una vida literaria plena y entra en las cortes y medios aristocráticos.

La temática del romance es muy variada: los motivos heroicos de la poesía épica, los temas nacionales, lo de inspiración clásica etc.

Hacia el siglo XV los romances son recolectados, clasificados y publicados en colecciones que toman el nombre de “Romancero” que según Ángel del Río se define como el conjunto de todos los romances, o colecciones parciales de ellos o a un grupo particular que trata de un tema determinado, como en el caso del “Romancero del Cid”.

Los romances se dividen en dos grupos , a segunda de cuando aparecieron:

  • los romances viejos que se ubican entre el siglo XV y XVI, que son breves romances episódico extraídos de un cantar de gesta y con algunas adaptaciones;
  • los romances nuevos o artísticos, llamados también cultos, son aquellos escritos en el siglo XVI y épocas posteriores.

Los romances viejos a su vez se agrupan en ciclos según el poema épico que los inspira o el tema y los más notables son:

  • Don Rodrigo y la Pérdida de España
  • Bernardo del Carpio
  • Fernán González
  • Los 7 infantes de Lara
  • El Cid
  • El cerco de Zamora.

En la época de los romances viejos surgen también los romances juglarescos , variaciones de los mismos temas o sobre sucesos históricos recientes, entre estos están los “moriscos” y “fronterizos”: los primeros son de ambientación árabe-española y los otros hablan de la convivencia de los dos pueblos en España.

Después de la publicación de algunos romanceros, en 1600 autores más culto empiezan a interesarse a este genero, nacen entonces los romances nuevos, siempre basados en temas antiguos pero adaptados a los gustos del Renacimiento. Los romances nuevos tienen un autor individualizado y son de gran perfección artística.. Entre los cultivadores de romances artísticos hay en diferentes época, Lope de Vega, Calderón de la Barca, Antonio Machado, Federico García Lorca(*), Rafael Alberti, etc.

Los romances en su origen, estaban caracterizado por una sencillez extrema en métrica y temática, pero con la evolución temática literaria se lograron formas artísticas de alto nivel en las creaciones del los escritores del “Siglo de Oro”, el “Romanticismo”, La “Generación del 98” y los escritores del siglo XX.

El romance no sólo cantó la historia y vida de España, sino que con su llegada a América con los conquistadores, fue estableciéndose como forma literaria predominante de la cultura hispano-americana, bien sea en su forma popular como en su forma culta.

El Romancero del Cid

Es un conjunto de romances que que exaltan la vida del héroe, Rodrigo Díaz de Vivar, el Cid Campeador”, desde su juventud hasta su muerte.

Hay tres etapas de la vida del Cid en el conjunto de romances:

  • La etapa de sus mocedades con una serie de acontecimientos como su crianza en la corte del rey Ferdinando I, rey de Castilla, Galicia, León y Portugal, hasta su matrimonio.
  • Los romances que se refieren a la época en que el Cid forma parte de la corte de Sancho II de Castilla después de la muerte Ferdinando I y la repartición de los reinos: se cantan las luchas para reconstruir el reino de Castilla, la muerte del rey en el cerco de Zamora, la sucesión de su hermano Alfonso VI. En esta parte la personalidad del Cid joven se caracteriza por su valentía, altanería, irrespeto a veces y una actitud fanfarrona que deforma de cierto modo su figura verdadera.
  • La última etapa es la del destierro del Cid y los acontecimientos posteriores como las batallas con los moros y las partes cruciales de la vida del Cid, héroe nacional de España, como la conquista de Valencia, los problemas con los infantes de Carrión, la afrenta de Corpes y el momento en que el Cid, ya cadáver es traído a su tierra natal. En esta última parte el Cid es un hombre un poco más sereno, reflexivo y humano.

Las fuentes para la elaboración del “Romancero del Cid” fueron tomada del “Cantar de la mocedades de Rodrigo” , de la “Crónica particular del Cid” , y de algunos aspectos del poema del “Mío Cid”, refundidos y modificados por la emoción del juglar.

La más antigua de la colecciones referida al Cid es la Juan de Escobar, publicada en 1612. Luego apareció la de Carolina de Michelis publicada en 1871, pero la de mayor valor es el “Romancero Tradicional” preparada por Ramón Menéndez Pidal , en 1910.

(*)Federico García Lorca “Romancero gitano” (1924-1927)

Muerte de don Antoñito el Camborio

Voces de muerte sonaron

cerca del Guadalquivir

Voces antiguas que cercan

voz de clavel varonil.

Le clavó sobre las botas

mordiscos de jabalí.

En la lucha daba saltos

jabonados de delfín.

Baño con sangre enemiga

su corbata carmesí

pero eran cuatro puñales

y tuvo que sucumbir.

Cuando las estrellas clavan

rejones al agua gris

cuando los erales sueñan

verónicas de alhelí,

voces de muerte sonaron

cerca del Guadalquivir.

-Antonio Torres Heredia

Camborio de dura crin,

moreno de verde luna,

voz de clavel varonil:

¿Quién te ha quitado la vida

cerca del Guadalquivir?

Mi cuatros primos Heredias

hijos de Benamejí.

Lo que otros no envidiaban,

ya lo envidiaban en mí.

Zapatos color corinto,

medallones de marfil

y este cutis amasado

con aceituna y jazmín.

-¡Ay, Antoñito el Camborio

digno de una Emperatriz!

Acuérdate de la Virgen

porque te vas a morir.

-¡Ay, Federico García

llama a la Guardia Civil!

Ya mi talle se ha quebrado

como caña de maíz.

Tres golpes de sangre tuvo

y se murió de perfil.

Viva moneda que nunca

se volverá a repetir.

Un ángel marchoso pone

su cabeza en un cojín.

Otros de rubor cansado

encendieron un candil.

Y cuando los cuatro primos

llegan a Benamejí,

voces de muerte cesaron

cerca de Guadalquivir.

Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

13 respuestas a El Romancero del Cid

  1. delfu dijo:

    hola te cité en un trabajo, me podrías dar tu nombre? gracias!

  2. Erlin dijo:

    hola buenas noches, me facilito mucho su información y muchisimas gracias pero necesito saber el autor de esta pagina URGENTE por favor responder. :* muchas gracias…….

  3. Gabriel dijo:

    Hola que tal, tambien me gustaria saber el nombre del autor!! Porfavor.
    Que buena informacion salu2

  4. Beluchistán dijo:

    Me encanto me encanta esta historia muy romántica

  5. Alli dijo:

    Hola, te quiero citar en un trabajo pero necesito el nombre del autor. Muchas Gracias

  6. yaneth dijo:

    características del rey alfonzo que puedan inferir en la lectura del romance

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s